Origen de la celebración del Día de la Candelaria

Llega el 2 de febrero, un día importante en las tradiciones mexicanas al ser la fiesta de Nuestra Señora de la Candelaria, en donde se da la presentación del Niño Dios, es una mezcla de tradiciones prehispánicas y católicas.

En este día también interviene la gastronomía y lo hace en forma de tamales. Si fuiste uno de los afortunados en sacar el muñeco de la Rosca de Reyes, de seguro ya estás preparando los tamales para mañana, pero conoces de dónde viene está tradición.

Hay que comenzar señalando que los antiguos indígenas conmemoraban esta fecha en honor a Tláloc, Chalchiuhtlicue y Quetzalcóatl, el primer día del año azteca. Mientras en el ámbito religioso se recuerda el pasaje de la biblia que habla sobre la presentación del Niño Jesús en el Templo de Jerusalén y la purificación de la Virgen María.

De acuerdo con el testimonio de fray Bernandino de Sahagún en el relato Historia general de las cosas de Nueva España, el tamal estaba ligado a los festejos en honor a ciertos dioses durante los 18 meses que conformaban el calendario mexica.

De igual forma, en algunos de los pueblos originarios, en esta fecha se bendicen las mazorcan que van a servir de semillas para la próxima temporada de siembra.

Por ello, en varios de los pueblos en esta fiesta todo se purifica, desde la conmemoración del fin de la cuarentena de María y la presentación de Jesús en el templo, hasta las semillas del maíz, frijol, trigo y otros cereales que serán sembrados ese año.

“Todo esto, pasando por la bendición de las velas que serán usadas para que el alma de algún difunto tenga una luz que lo acompañe en su camino al más allá… En el Día de la Candelaria el tamal o tamalli en náhuatl, es el protagonista de la festividad”, explica un artículo de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

El consumo del tamalli o tamal, vocablo náhuatl que significa envuelto cuidadoso, aporta varios siglos de culturas indígenas, plurales con su propio significado cultural que le ha permitido su permanencia en la gastronomía nacional.

Fray Bernardino reportó que los tamales se ingerían durante 10 festividades del anuario ritual del pueblo mexica. Con esta relación tan cercana al tamal, su consumo durante una celebración se mantiene hasta nuestros días, por ello aunque la religión entró, se terminaron por fusionar en diferentes pueblos hasta terminar con nuestras actuales tradiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s