Por qué hay que oxigenar un vino

El vino es una bebida que nunca pasa de moda, ya sea para impresionar a alguien, para degustarlo con una cena, o porqué un día lo probaste y te enamoraste de su sabor, el vino es una bebida que no tiene un mal momento para degustarse.

Pero, así como es de buena, su proceso de degustación no es tan fácil como otras bebidas, servir el vino tiene lo suyo y en mayor medida se debe a la forma en que se oxigena.

Decantar u oxigenar el vino es una expresión común, aunque muy pocos saben a qué se refiere. Se habla de airear un vino cuando se descorcha la botella y el líquido entra en contacto con el aire, simple no, pero esto tiene alta importancia.

“Cuando se abre un vino y se sirve en la copa al final ese vino, el estado es en calma. Ha pasado muchos en una misma posición. Los aromas se camuflan un poco en el líquido y cuesta sacarlos. Cuando tu te lo sirves en una copa, si no lo agitases con ciertos vinos no saldrían todas las bondades o defectos del vino”, comentó el experto Omar Bravo, wine Educator de Varma consultado por Gizmodo.

Así es, si queremos disfrutar de todas las propiedades del vino debemos airearlo. De igual forma, ayuda a separar los posibles sedimentos dentro de la botella, esto en especial en los viejos vinos, así como para eliminar malos olores dentro de la botella y “abrir” el vino, que ayuda a aumentar la intensidad aromática en los vinos jóvenes.

Para lograr que el oxígeno entre de manera correcta en contacto con el vino es usar un decantador, el cual para utilizarse tienen que seguirse ciertos pasos.

Primero se debe tener la botella inclinada a 45 grados, el líquido debe echarse poco a poco en el decantador con una vela encendida por debajo, lo que ayudará ver si los nitratos se quedan en la parte de abajo de la botella.

Al vaciarlo debe hacerse de manera tranquila para que los sedimentos no se vayan al cuello de la botella y de preferencia dejarlo caer a una altura de cinco centímetros, en una caída fluida que no haga burbujas.

Cabe señalar que no todos los vinos son necesarios airearlos, algo que podemos detectar en la primera olida al abrir la botella, ya que el decantarlos podría ser perjudicial. Tomar un buen vino no es tan sencillo cómo parece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s